Buscar este blog

Todo tiene su momento y cada cosa su tiempo bajo el sol...EL ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo, también ha puesto el mundo en sus corazones, sin que el hombre llegue a descubrir la obra que DIOS ha hecho de principio a fin (ECLESIASTES 3)

AL QUIMIA es el arte de la "transmutación". Transmutar consite en transformar algo en otra cosa que es de una
naturaleza superior. En el plano espiritual los alquimistas transmutaban la naturaleza de lo irreal a lo real, del incosciente al consciente, de las tinieblas de la ignorancia a la luz de la verdad, de lo mortal a lo inmortal. La transmutación tanto físisca como espiritual es consecuencia de la "Elevación de las vibraciones"



domingo, 9 de septiembre de 2012

LA ERA DEL CORAZON

Hoy me piden que escriba sobre ese gran desconocido: el Amor.

El Amor al que tantas Odas se han escrito.

¿Y que puedo decir sobre el Amor que no se haya dicho ya?

Esta mañana estaba leyendo un artículo a cerca de un lugar en Africa donde recogen a elefantitos huerfanos y los crían.

Parece ser que es dificil que salgan adelante porque las crías de elefante están muy unidas a sus progenitoras y necesitan de mucho apoyo y cariño.

Cuando llegan necesitan día y noche a alguien cerca de ellas que les acaricie y le hable.

Es algo similar a los seres humanos que para crecer sanos necesitan sentirse amados.

Se conocen investigaciones que demuestran que lo que hace prosperar a un bebe humano es más el amor que recibe que los propios alimentos ( lo cual no quiere decir que estos no sean tambien necesarios).

No entraré en detalles pero hay estudios a cerca de como las personas más sanas son las que más caricias reciben. (para mayor información leer http://www.unavidalucida.com.ar/2012/03/como-el-amor-maternal-afecta-el-cerebro.html )
Todo esto me hizo reflexionar:

Que el Amor es la fuente que da Vida.

El Amor es la llama que todo lo reduce a cenizas pues de sus rescoldos siempre surge un nuevo Ave Fenix.

El Corazon humano es una puerta. La puerta por la que llega el Amor del Padre a sus hijos.

Dios es el Sol que derrama su Amor (su Luz) sobre todos sus hijos de manera continua y sin hacer diferencias.

Si estamos vivos es porque somos amados.

Dios nos ama sin restricciones. A todos.

Pero ¿porque existe la miseria, el hambre, el dolor?

Y es que Dios nos necesita para llegar hasta el más humilde de sus hijos.  Necesita corazones compasivos que se desborden.

Porque las miserias, el hambre, el dolor proceden del egoismo y del miedo que es el anverso del Amor.

Es cierto que el Karma juega su baza distribuyendo su carga por el mundo y de su cosecha surgen todos los claro oscuros que observamos.

Pero el Amor está por encima de todas estas leyes, aunque no las contravenga, y las respeta.

El Amor es la vida misma en su más amplio sentido.

El corazón humano debe de abrirse para repartir solidaridad, compasión, misericordia. Debemos hacer que un rio de luz surja llegando al centro mismo de la más oscura de las miserias para que podamos ver brillar la esperanza en los ojos del más desgraciado de nuestros hermanos.

Y es que la miseria se encuentra en la más absoluta de las pobrezas pero tembien, y seguramente con más frecuencia de lo que pensamos, en las más altas esferas de riqueza material.

Y es que el alma humana puede brillar como un faro en medio de la escasez material y hallarse casi extinta en la más arrolladora riqueza.

Es en el hombre sencillo, de corazón puro donde el Amor puede brillar con luz deslumbradora ya viva en lo más alto o en la parte más baja de la sociedad.

Tratemos pues de ver a los que nos rodean no con el prisma de nuestra mente sino a traves de la mirada del corazón que pretende ocupar el lugar que el otro ocupa y sentir lo que el otro siente. y hermanarse en el dolor o con el regocijo ajeno sin vangloriarse por sus logros o quejarse de sus fracasos.

Vivamos pues a traves de la sencillez del corazón y no de nuestras complejas mentes.

Pongamos a cada cual en el lugar que le corresponde.

El Corazón para vivir.

La mente solo para calcular.

Que la nueva era sea la era del Corazón.



 






No hay comentarios: