Buscar este blog

Todo tiene su momento y cada cosa su tiempo bajo el sol...EL ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo, también ha puesto el mundo en sus corazones, sin que el hombre llegue a descubrir la obra que DIOS ha hecho de principio a fin (ECLESIASTES 3)

AL QUIMIA es el arte de la "transmutación". Transmutar consite en transformar algo en otra cosa que es de una
naturaleza superior. En el plano espiritual los alquimistas transmutaban la naturaleza de lo irreal a lo real, del incosciente al consciente, de las tinieblas de la ignorancia a la luz de la verdad, de lo mortal a lo inmortal. La transmutación tanto físisca como espiritual es consecuencia de la "Elevación de las vibraciones"



miércoles, 27 de diciembre de 2017

LA SOMBRA QUE NO QUEREMOS MIRAR (tercera parte)







....No somos un cuerpo físico, no somos nuestros pensamientos, ni nuestras emociones.

 

Somos espíritu Inmortal, que un día decidió jugar un juego y encarnar un cuerpo físico olvidando de dónde procedía para experimentar un mundo limitado. Y se durmió olvidándose de sí mismo, quedando preso del sueño.

 

Y para dar más verosimilitud al juego programó un guardián del juego: el ego.

 

El ego es un programa de limitación y separación que se incorporó al subconsciente universal para evitar que seamos capaces de oír la voz de nuestro Ser, que procede del corazón (el corazón es nuestro nexo de unión con nuestro Ser Inmortal).

 

El corazón está escondido ahí, en nuestro pecho, susurrando incansable y esperando paciente, en tanto que la voz del ego se escucha bien fuerte en nuestra cabeza, colocada en lo más alto para que creamos que es lo que debe de dirigir nuestra vida.

 

Y el ego, al hablarnos, adopta nuestro tono de voz para que creamos que él es nosotros (no alejes de tu vista que el ego es un simple programa y no tiene entidad alguna, es un montaje del juego y, por lo tanto, no es real y su fin último es desaparecer – y lo sabe-)

 

Y, para dar más fuerza al juego, creamos el tiempo. El tiempo es una esfera de humo en la que estamos atrapados. La única forma de escapar del tiempo es vivir Aquí y Ahora en el Corazón, desde el Presente.

 

El tiempo es una mentira para crear un personaje (una máscara) a través del cual nos expresamos en el mundo material.

 

Un personaje tiene unas características que va adquiriendo con el paso del propio tiempo, mediante las experiencias: se despliega desde nuestra infancia dotándonos de una serie de actitudes ante la vida.

 

Pero es importante no olvidar que nosotros no somos el personaje creado.

 

Cuando nos desprendemos de nuestros cuerpos inferiores (físico, etérico, astral y mental) y tomamos nuevos cuerpos, creamos un nuevo personaje.

 

La realidad es que nuestra conciencia sigue permaneciendo inalterada y así podemos sentirlo.

 

El tiempo es un montaje del ego que nos induce a pensar en experiencias vividas con anterioridad recreándolas una y otra vez de diferente manera (pues nunca está conforme con cómo actuó el personaje, que, por supuesto, es imperfecto) o lanzándonos al futuro en un intento de crear un personaje a su medida: un yo ideal imposible de alcanzar pues hay un dicho que refleja fielmente la forma de actuar del ego: “hagas lo que hagas la cagas”.

 

Se empeña en alejarnos, persistentemente, del presente que es donde sucede la vida en estado puro, sin juicios, porque sabe que, de vivir el presente, acabaríamos descubriendo quien somos realmente.

 

Este sueño que vivimos es enormemente amplio y vasto. Tanto es así que ya está totalmente tejido y terminado: es una obra de teatro escrita en sus más mínimos detalles y los actores (nuestros personajes) lo único que han de hacer es experimentarla.

 

Esta idea es aborrecida por el ego que desea hacernos creer que somos libres para elegir nuestros actos (es aquí donde muchos lectores se alejan espantados).

 

Realmente, ya hemos vivido todas las posibles alternativas a cada experiencia que nos presenta la vida. Esta idea se desarrolla en el  multiverso desplegándose en sus infinitas probabilidades.

 

Ten en cuenta que todo está sucediendo simultáneamente pues el tiempo no existe. Solo en esta esfera percibimos de manera lineal. Todo está sucediendo ahora.

 

Estos temas son ampliamente comentados por David Topi en su blog. Si te interesas investigar puedes hacerlo en su blog, del que te anexo su enlace..

 

Pero podríamos enfrascarnos en multitud de temas como la reencarnación, las vidas paralelas, los distintos cuerpos del hombre, el dominio de otras razas, las mancias adivinadoras…. y estaríamos dando vueltas en el laberinto una y otra vez, eso sí, en distintos niveles. Todos niveles dentro del sueño, del juego.

 

Lo que yo te propongo es algo diferente: si llega un momento en el que deseas despertar del sueño siéntete con el corazón.

 

Estas ahí, observando tu mundo, observando las reacciones del personaje que nos hemos "montado" para experimentar.

 

Somos Seres Inmortales, Imperecederos, Inmutables, no sujetos al cambio. No podemos morir porque somos VIDA.

 

¿Puedes considerar que la historia había una vez... sea realidad?

¿Puedes considerar que seamos soñadores soñando este mundo?

 

Permíteme un segundo de tu tiempo:

 

Siéntate,

Respira hondo,

Relájate,

Siente desde  tu corazón (con apertura, con confianza, con inocencia) “Soy un soñador, soñando un sueño de un mundo material que no puede dañar al Ser Inmortal que Soy”

Respira y siéntelo.

 

Sorpresa ¿lo has sentido???

 





Esta es tu realidad Inmortal. Estás dormido y si lo deseas, solo si tú lo deseas, puedes despertar…

 

 


No hay comentarios: