Buscar este blog

Todo tiene su momento y cada cosa su tiempo bajo el sol...EL ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo, también ha puesto el mundo en sus corazones, sin que el hombre llegue a descubrir la obra que DIOS ha hecho de principio a fin (ECLESIASTES 3)

AL QUIMIA es el arte de la "transmutación". Transmutar consite en transformar algo en otra cosa que es de una
naturaleza superior. En el plano espiritual los alquimistas transmutaban la naturaleza de lo irreal a lo real, del incosciente al consciente, de las tinieblas de la ignorancia a la luz de la verdad, de lo mortal a lo inmortal. La transmutación tanto físisca como espiritual es consecuencia de la "Elevación de las vibraciones"



domingo, 17 de junio de 2007

QUE LA PIEDRA NO ME MIENTA: LAS MASCARAS


Querido espejo, en el camino de regreso a Casa las propias sombras nos hieren cual taimado puñal que sangra pero no mata.

Nuestro ego más niño llora desconsolado pidiendo justicia, ante aquellos espejos que, en su cotidiano quehacer, se empeñan en reflejarla con insidiosa fidelidad. Pero ¿Qué justicia podemos pedir del propio aprendizaje?.

Lo importante sería entender que la sombra existe porque hay un sol que la proyecta cuando tu cuerpo físico (la piedra, la mascara que este se calza) se interpone entre la luz y el plano 3D en que vivimos.

Toda experiencia es necesaria para aprender el camino de regreso a casa. Al fin y al cabo estamos sumidos en el juego de las dimensiones.

Cuando comprendes cual es la sombra que se interpone, la aceptas, buscas la luz que en ella se esconde, equilibrándola y la entregas a Dios, elevando el aprendizaje, ya no hay espejos que la reflejen exteriormente porque encontró el punto de equilibrio en el interior.

En estos momentos, ese hace necesario pedir clemencia y misericordia a nuestro Padre, fuerza y valor para que nuestros egos no queden deslumbrados y malheridos por el reflejo de los espejos que los inmovilice sin capacidad para ver entre los destellos cuál es la realidad tras el velo y cómo debemos actuar.

Es permitir que el Cristo se ancle en nuestro Corazón y desde allí actúe a través de nuestro cuerpo, expandiendo la Luz que disipa las tinieblas de las miserias humanas. Que caiga el velo que cubre nuestra visión interior y nos permita descubrir la realidad del Luminoso Ser que somos, y olvidamos al encarnar en la materia para manifestarnos en 3D.

Permíteme ¡oh espejo! fiel y silencioso, cuyo tranquilo reflejo devuelve la vista del Alma escondida, te narre una historia. Permítame Dios ser águila tranquila que vuela en las alturas y desde allí vislumbra con veraz vista los acontecimientos que bajo ella se muestran:

Mayo había sido un extraño mes de turbulentas tormentas y energías agitadas.

En el momento adecuado decidí pedir “Oficio de Cristo” (pincha el enlaceà
http://www.canalizandoluz.com/sendero.texto.php?id=528)

El transcurrir del tiempo reveló la máscara, reflejándose en múltiples espejos que me rodeaban en el ámbito laboral.

La intolerancia, el desprecio hacia lo que no es similar porque no refleja la perfección que perseguimos, sin darnos cuenta que en 3D no existe tal perfección.

--Y mira que esa ropa que llevas no hace conjunto, podrías tener un poco de consideración por tus compañeros que te ven todos los días;

--y cómo puedes ponerte falda con las piernas tan blancas;
--¡pero esos zuecos que llevas están rotos!!que poco glamour! (se me habían hinchado tanto las piernas por pasar en el trabajo hasta once horas seguidas sentada ante un ordenador-esta es la explicación en 3D que no en 4D donde refleja el miedo a avanzar, a soltar ideas y viejas energías-que había recurrido a unas antiguos zuecos ortopédicos para el embarazo; tan viejos eran que al ponerlos se soltaron ¿Qué podía hacer?, mientras iba por el despacho sin que me viese cliente alguno me aliviaban las molestias)

Mi niño pensaba ¿Glamour? Ni que estuviésemos en una pasarela de moda.

--hablando por teléfono con una cliente del despacho que me pedía hora para entregarme un papel comente sin ninguna malicia: tranquila hoy quedo a comer aquí.

Parece que las “orejas “cuando quieren oyen de lejos: Podrías tener más consideración hacia los demás, luego se pasan toda la mediodía llamando y molestan a tus compañeros.

--lo último que casi colmó a mi niñoà estoy con un cliente reunida; he dejado sin querer el móvil fuera del bolso, nunca lo hago, y comienza a sonar varias veces- ¡nunca me llaman al móvil cuando estoy en el despacho!- el sonido es un poco alto pero dentro del bolso no se oye. Al salir de la reunión me dicen que baje el volumen porque moleste a todos y se quejaban ¡cielos si se pasan el día los móviles sonando por el despacho!

Esa noche mi niño estaba destrozado. Le entran unas ganas locas de estrangular a los “perfeccionistas intolerantes”.

Un ángel disfrazado de amiga habla conmigo a través de la RED.

Hace ver a mi niño que se ha activado Oficio de Cristo. La piedra dejo de mentirme y me descubrió mis máscaras más difíciles de arrancar.

Mi niño siempre intentó ser un “niño modelo” deseando la aprobación de todos los que le rodean. Ser el mejor. Según se hizo mayor no soportaba a quienes a su alrededor eran menos perfectos que el. Se juntó con gente “perfecta mejor que los demás”. Todos cubriéndose con la misma máscara.

Un mundo de perfeccionistas: mujeres capaces, autosuficientes cubriendo el rol masculino, en un perfecto matriarcado.

Totalmente intolerantes al entorno. Todos son unos torpes. Y aquellos espejos que se revelan y no cumplen las órdenes que imparto socavando mi autoridad me provocaban tal cantidad de bilis amarga que fue preciso extirparme la vesícula.

Dios en su inmensa Misericordia me empujó, me volteo hacía la Luz.

Y ahora mis hinchadas piernas me dicen que ya es hora de abandonar definitivamente estas caducas energías. Ya no son moneda de trueque en la Nueva Tierra.

Espero que mis Maestros y Guías me hagan ver cómo equilibrar la autocomplacencia con la humildad.
Doy gracias al cielo porque al fin me dio la oportunidad de ver en mis espejos. La Mascara de la perfección la calzo mi padre de la tierra en mi niñez. La misma máscara mostró mi mejor amiga desde la niñez. También mi jefe la lleva con suma dignidad. Y la compañera de trabajo que lo fue desde el principio que entré en un despacho en qel que llevo nada menos que 18 años.

Hubo algún espejo, como mi esposo, que no gustaba de la perfección sino que más bien quería hacerme ver que toda persona tiene su propia dignidad.

Es llegado el momento de abandonar la máscara.

De arrodillarme ante lo superior en mi y reconocer que la humildad y docilidad hacia mi Ser de Luz, hará que Este se manifieste.

Que mi actitud ante los espejos que me rodean ha de ser de tolerancia y amor. Apoyo incondicional y comprensión ante las miserias que vamos ejerciendo por el camino.

Que mi Ser de Luz es perfecto en cuanto hijo del Altísimo Creador pero que mi mirada externa ha de ser de compasión y no altanería. Que no se deben de criticar las miserias de los demás que, lo quiera o no, lo reconozca o no, son mis propias miserias.

Que debo dar la mano a los que me rodean a su misma altura y no desde un pedestal de imperfecta perfección, sin asumir sus miserias sino intentando que limpien su canal hacia su Ser de Luz, para ayudarles a elevarse hacia si mismos.

Pues como el Maestro Jesús dijo en su andadura terrena “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra” Que se deshaga de su mascara y nos deje ver su rostro verdadero, si es capaz de ello. Sin miedos ¿Quién el primero?

Gracias Padre porque sé que en tu infinito Amor, situaste a mi lado excelsos Seres de Luz que me apoyan. Se que me abrazas en tu regazo y esperas que me vuelva hacia Tï y te diga “Padre toma mi carga te la entrego limpia no la quiero más para mí. Ten Misericordia de mis miserias y dame la Luz de tu verdad para que, iluminándolas, pueda ascenderlas en un perfecto mándala que hace girar la Luz y la Oscuridad hasta la total disolución en el equilibrio de la Inmanifestación”

Que Así Sea, hecho es Eternamente, Amén, Amén, Amén, Amén……

No hay comentarios: